montacargas ELÉCTRICOS

Los montacargas son una herramienta esencial en la logística empresarial. Hoy nos enfocaremos en los montacargas eléctricos, que son muy populares debido a su impacto ambiental reducido. Además, son ideales para trabajar en espacios cerrados ya que no emiten gases tóxicos. Su uso en exteriores o terrenos difíciles es limitado en comparación con los montacargas de combustión, diseñados específicamente para trabajar al aire libre.

Marce Rodríguez

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LOS MONTACARGAS ELÉCTRICOS

Dependiendo de las necesidades de tu empresa podrás encontrar ventajas y desventajas de los montacargas eléctricos.  Entre las ventajas destaca su funcionamiento mediante energías limpias, lo que los hace ideales para trabajar en espacios cerrados, como bodegas, ya que no emiten gases contaminantes. Además, son menos ruidosos que los montacargas de combustión y su mantenimiento es más económico.

No todo es perfecto, también tienen algunas desventajas, como el costo inicial de adquisición que es mayor que el de los montacargas de combustión, aunque a largo plazo el costo de estos últimos es mayor. Otro aspecto a tener en cuenta es el cuidado y tiempo de cambio o carga de baterías, que puede ser más complicado y tardado que con un equipo de combustión. 

TIPOS DE MONTACARGAS ELÉCTRICOS

Dentro del mercado hay muchos tipos de montacargas eléctricos, a continuación te enseñamos cuales son los más comunes.

Montacargas eléctricos contrabalanceados

Los montacargas eléctricos contrabalanceados son la opción perfecta para llevar a cabo tareas de logística en entornos cerrados. Estos equipos cuentan con 4 ruedas y una dirección de 180 grados, lo que los hace extremadamente maniobrables. Además, cuentan con pedales de acelerador y freno, así como con palancas para levantar y bajar las horquillas, inclinar el mástil y desplazar las horquillas hacia los lados. Los montacargas eléctricos también pueden contar con solo 3 ruedas, lo que los hace aún más versátiles. Estos equipos son el futuro de la logística empresarial y con ellos estamos contribuyendo a cuidar el medio ambiente, al no emitir gases contaminantes y además, son más seguros para los trabajadores.

Montacargas de pasillo angosto

Los montacargas de pasillo angosto son pequeños y ágiles, perfectos para moverse en espacios reducidos. Con su dirección de 180º o 360º, pueden dar vueltas en un abrir y cerrar de ojos. Aunque el operario debe estar de pie durante la operación, estos montacargas son ideales para alcanzar estanterías de doble profundidad con su pantógrafo. Solo tienes que asegurarte de trabajar en una superficie lisa, ya que tienen un chasis bajo.

Montacargas eléctrico Montacargas pasillo angosto

Montacargas eléctricos bilaterales y trilaterales

Los Montacargas eléctricos bilaterales y trilaterales son ideales para trabajar en espacios reducidos debido a su capacidad de maniobrar en pasillos estrechos. Los montacargas trilaterales son especialmente versátiles ya que pueden cargar y descargar tanto al frente como a los lados del pasillo, mientras que los bilaterales solo pueden hacerlo a los lados. Estos montacargas también son capaces de alcanzar alturas considerables, y pueden estar equipados con cabinas elevables para el operario, conocido como «montacargas order picker». Sin embargo, para garantizar una operación segura, es necesario utilizar sistemas de guía como el filo guiado o el sistema guiado por riel.

Montacargas bilateral Montacargas trilateral Montacargas eléctrico

Montacargas eléctricos tipo apilador

Los montacargas eléctricos  tipo apilador son equipos de elevación en los que el operario se encuentra fuera del mismo. Estos montacargas son similares a los estibadores, pero con un sistema de elevación incorporado. Estos equipos se utilizan principalmente para levantar y transportar cargas, y no cuentan con funciones avanzadas como inclinar el mástil o desplazar las horquillas. Sin embargo, son ideales para acomodar cargas y para movimientos limitados.

Montacargas eléctrico
Montacargas tipo apilador

¿CÓMO OPERAR UN MONTACARGAS ELÉCTRICO?

Existen varias formas de operar un montacargas eléctrico, y pueden variar dependiendo del modelo y la marca. Aunque todos los montacargas se operan con los conocimientos fundamentales obtenidos en el curso de montacargas, a continuación se describen las dos formas de conducción más comunes :

Conducción de montacargas eléctricos contrabalanceados: Estos equipos suelen contar con un volante y una palanca de marchas (adelante, neutro y reversa) y dos pedales (freno y acelerador). También cuentan con palancas para realizar diferentes maniobras, como subir y bajar las horquillas, inclinar el mástil y desplazar las horquillas hacia los lados.

Conducción de montacargas eléctricos de pasillo: Estos equipos suelen contar con un joystick para realizar funciones como avanzar o retroceder, levantar o bajar las horquillas, inclinar el mástil y desplazar las horquillas hacia los lados. También tienen un botón para acceder a la bocina. 

TIP: Antes de operar un montacargas eléctrico, se recomienda revisar el manual de equipo para conocerlo a fondo y seguir las recomendaciones para su uso. Es útil también crear una lista de chequeo personalizada para el equipo que se va a utilizar. Para ver más información sobre esto a continuación te dejamos un enlace: